Esta fue la primera vez que hice una receta para tian. Los he visto en libros de cocina, en menús de restaurantes y en todo Internet, así que he sentido curiosidad por ellos durante mucho tiempo. Volverás a esta receta una y otra vez por su sencillez y además da la casualidad de que trae una presentación maravillosa. Esto incluye cortar batatas en rodajas muy finas (recomiendo usar mandolina en rodajas uniformes). esto es una mandolina Lo he estado usando durante años y me encanta), luego pon las batatas en una fuente para horno bien engrasada con las especias y hierbas de tu elección. El resultado final es absolutamente delicioso: delicadas batatas horneadas llenas de sabor. Apreciará el sabor naturalmente dulce sin azúcar agregada, pero siéntase libre de jugar con los elementos de esta receta agregando las especias y/o hierbas que desee en lugar de las que usé aquí.

El plato para hornear que elija puede mejorar la impresión visual de este plato, ya que es una gran presentación para la cena, así como para una sencilla cena semanal. yo uso esto cacerola básica de hierro fundido esmaltado que me gusta usar en el horno.

Receta tian de boniato con orégano fresco

Un consejo que me gustaría mencionar aquí es que se sabe que compro muchas batatas y las dejo reposar en un plato por un tiempo hasta que me doy cuenta de que necesito consumirlas; definitivamente ese no es el camino a seguir, porque descubrimos que el uso de batatas, que se encuentran por un tiempo, se volverá seco e insípido. Asegúrese de comprar batatas en el supermercado que estén firmes, sin cortes ni magulladuras, e intente consumirlas dentro de la semana posterior a la compra para obtener el sabor óptimo.

En cuanto a qué camotes comprar, elegí una variedad de camotes como el japonés (camotes morados) y el boniato (camotes blancos) junto con los tradicionales camotes anaranjados, porque me encanta el sabor de estas variedades. Las batatas moradas tienen un tono un poco floral, mientras que las batatas blancas siempre se ven más crujientes y suaves en comparación con sus primas naranjas. No importa qué variedad elija, su tian se verá hermoso y único para usted. Experimente con lo que hay en su supermercado y disfrute del proceso meditativo de rebanar y almacenar.

Después de todo, esto es todo brocha de pastelería Uso batatas para envolver para que el aceite se distribuya uniformemente.

batatas tian

el autor: Amie

Tipo de receta: Aperitivo

  • 6
    El gran
    patatas dulces
  • aceite de oliva
  • 1/2
    cucharilla
    sal marina
  • pimienta recién molida
    probar
  • 1/4
    cucharilla
    pimienta de cayena
  • 1/2
    cucharilla
    Jengibre molido
  • 1/2
    cucharilla
    comino molido
  • 2
    cucharilla
    semillas de sésamo
    tostado
  • 1/2
    cucharilla
    rasca
    tostado
  • orégano fresco
    para decoración

  1. Precaliente el horno a 400 grados F. Prepare una fuente grande para hornear con aceite de oliva y déjela a un lado.

  2. Con una mandolina, corte las batatas en rodajas finas y colóquelas verticalmente en un tazón o taza medidora hasta que pueda transferirlas a la fuente para hornear preparada. Cuando termine de rebanar, coloque las pilas de batatas en una fuente para horno, comenzando con el exterior hacia el interior. Si usa diferentes colores de batatas, es posible que desee rotarlas, como tengo en las fotos de arriba.

  3. En un tazón pequeño, mezcle el aceite con la pimienta de cayena, el jengibre y la rasca. Use un cepillo para limpiar las batatas para que el aceite se filtre en las juntas entre cada papa. Transfiera al horno y hornee durante 45-50 minutos o hasta que las batatas estén blandas. Corta las batatas por la mitad para asegurarte de que no se sequen. Espolvorea las batatas con aceite adicional según sea necesario.

  4. Mientras tanto, fríe las semillas de sésamo en una sartén seca grande a fuego medio durante 2 minutos o hasta que estén doradas y fragantes. Apagamos el fuego y apagamos.

  5. Retire el tian del horno; dejar enfriar durante 5 minutos antes de servir. Espolvorear con semillas de sésamo y rasca. Agrega una pizca de sal marina y especias al gusto y decora con orégano fresco. Servir tibio.

  6. Guarde las sobras en un recipiente cerrado en el refrigerador hasta por 4 días o en el congelador hasta por 2 meses. Deje que alcance la temperatura ambiente antes de servir.

Este artículo puede contener Amazonas u otros enlaces de afiliados, lo que significa que recibiré una pequeña comisión si haces una compra haciendo clic en estos enlaces.